Saldrán a las calles si es necesario. La Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam) comunicó este miércoles que se declara en estado de "emergencia" ante las movilizaciones que comités cívicos y plataformas ciudadanas anuncian para los próximos días, en exigencia del respeto a los resultados del 21F. 

"Se ha analizado los anuncios de movilizaciones. Nos declaramos en estado de emergencia y si hay necesidad de salir a las calles, lo vamos a hacer, esa es la determinación de las organizaciones sociales", comunicó el ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, tras una reunión extraordinaria en la Casa Grande del Pueblo.

Los primeros días de diciembre habrán protestas para exigir que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) inhabilite la candidatura de Evo Morales para las elecciones primarias. Habrá un paro en algunas regiones el 6 de diciembre y marchas partirán hacia la sede de Gobierno.

El dirigente obrero informó que la reunión en el nuevo Palacio también sirvió para que las organizaciones sociales afines al MAS proclamen al binomio Evo - Álvaro García Linera, que ayer fue validado por la COB, tras un ampliado en La Paz.

Los dirigentes también sostienen que existen medios de comunicación que junto a la oposición buscan desgastar al "Gobierno del pueblo", por lo que aseguran que defenderán los logros alcanzados por el "proceso de cambio". 

"Se ha informado en este espacio el trabajo de la COB en las reuniones que tuvo con el presidente sobre este binomio, se ha aprobado con todas las organizaciones para aprobar de manera conjunta, de forma contundente el binomio Evo-Álvaro", acotó el representante.