Con la finalidad de aclarar supuestas irregularidades en el proceso de adopción de niños, ayer se aprobó llevar a cabo una auditoría de todas las adopciones que han autorizado los juzgados del menor de Santa Cruz en los últimos cinco años; sin embargo, los procesos de adopción no serán suspendidos.

A esa conclusión arribaron anoche instituciones que velan por los derechos de la niñez, en una reunión convocada por el representante de la Defensoría del Pueblo, Hernán Cabrera, para analizar la denuncia hecha por los directivos de las Aldeas del Padre Alfredo, en sentido de que no se estarían cumpliendo los procedimientos legales.
En la reunión estuvieron presentes asambleístas y diputados del MAS, representantes de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, de Defensoría de la Niñez, del Servicio de Política Social de la Gobernación, del Tribunal Departamental de Justicia, juezas del menor y de las Aldeas Padre Alfredo.

Miriam Rossel, presidenta del Tribunal Departamental de Justicia, aseguró que la auditoría se hará, aunque no precisó fecha ni plazos. “No estoy apañando a nadie, vamos a hacer auditorías y estarán los representantes de las Aldeas Padre Alfredo, para ver si los jueces se han encuadrado en la ley. Si no lo han hecho, serán sancionados”, expresó al finalizar el encuentro, que tuvo lugar en el Museo de Historia de la Universidad Gabriel René Moreno.

Rossel agregó que se investigará el accionar de los tres jueces del menor de la capital y de los tres de provincias. Sin embargo, aclaró que para iniciar la investigación se requiere una denuncia formal de parte de las Aldeas, situación que hasta el momento no se ha hecho. “No he recibido ninguna denuncia, he venido a enterarme aquí de lo que está pasando a través de la prensa”, acotó.
Más adelante indicó que por el momento todas las adopciones que atañen a las Aldeas Padre Alfredo se van a paralizar.

Reitera acusación verbal
Claudio Caiguara, directivo de las Aldeas, ratificó la denuncia sobre la vulneración de algunos pasos en el procedimiento de adopción e informó que acudirá al Tribunal Supremo de Justicia para denunciar estos hechos.

Según asesores de las Aldeas, 45 niños de este hogar fueron dados en adopción en los últimos años (sin precisar desde cuándo). No obstante, cuando Rossel les pidió que le entreguen la lista de esos 45 niños para revisar y cotejar con los expedientes, se negaron a hacerlo.
Sonia Rivero, representante de las Aldeas Padre Alfredo, dijo que no se oponen a las adopciones, pero exigen que se informe sobre la situación en la que se encuentran los niños que salieron del hogar para ser dados en adopción, y que se respete los pasos que establece el proceso.

Evitan salida de dos niños
Ayer por la mañana representantes de las Aldeas del Padre Alfredo, junto con los asambleístas Maribel Castillo y Edwin Muñoz, evitaron la salida del hogar de dos niñas, de 6 y 8 meses, que debían ser llevadas a otro albergue para continuar con el proceso de guarda legal.

El director del Sedepos, Duberty Soleto, se presentó cerca de las 10:00 en el hogar, llevando las órdenes judiciales. Explicó que la ley lo obliga dar a conocer a los hogares las resoluciones judiciales, pues de lo contrario puede ser acusado de incumplimiento de deberes