Insólito. Al menos cinco puntos de bloqueo de vecinos en La Paz fueron gasificados por la Policía en una jornada de paro que dividió a la ciudadanía. La Policía gasificó a los bloqueadores para facilitar, en algunos casos, el paso de las marchas del MAS que se dirigieron a la plaza San Francisco, donde tenían el acto de proclamación de Evo Morales.

Las plazas Isabel la Católica, del Estudiante, Estadio, Murillo y el Cementerio General fueron los puntos donde la Policía reprimió a los ciudadanos; en las tres primeras fue porque las columnas del MAS querían pasar por ese punto y la Policía lanzó gas pimienta a los bloqueadores.

En la plaza Murillo, la represión fue sobre los legisladores de oposición porque instalaron un mitin rechazando la repostulación de Evo Morales y los escasos uniformados de la UTOP lanzaron gas pimienta, que provocó la petición de informe al ministro de Gobierno, Carlos Romero, sobre este hecho.

El enfrentamiento más duro se produjo en inmediaciones de la plaza del Estudiante y en la universidad, unas tres cuadras en las que policías reprimieron a los bloqueadores desde la mañana, porque estos intentaban instalar un punto de bloqueo, el forcejeo fue durante la mañana y cerca del mediodía fue el primer amago de enfrentamiento.

A las 13:00, aproximadamente, los policías intentaron desbloquear la avenida 6 de Agosto, que estaba obstruida por estudiantes universitarios, principalmente. Los forcejeos se iniciaron en la plaza del Estudiante y la Policía presionaba para despejar la vía, pero los estudiantes retrocedían y bloqueaban la avenida, llegaron los motociclistas de la UTOP y fueron los que reprimieron a los manifestantes, quienes tuvieron que retroceder y finalmente desbandarse para despejar la vía.

Paso al MAS

En las otras tres plazas la gasificación se produjo para permitir el paso de los grupos del MAS. En el Estadio, la marcha masista estaba encabezada por el viceministro Félix Cárdenas, en una columna, y por el dirigente de la Fejuve del MAS Jesús Vera, en la otra columna; de ese modo unas 2.000 personas arremetieron contra dos centenares de bloqueadores y la Policía lanzó gas pimienta en dos oportunidades.

En la plaza Isabel la Católica los bloqueadores se instalaron a una cuadra del Ministerio de Gobierno y del cuartel de Radiopatrullas 110, y la Policía desbloqueó la avenida Arce a empujones y gas pimienta y replegó a los manifestantes que protestaron por este abuso policial.

En el Cementerio General el origen de la gasificación también fue el paso de la columna del MAS, que bajaba desde la ciudad de El Alto y tenía como cabeza a la ministra de Culturas, Wilma Alanoca, cuando llegaban al cementerio la gente empezó a silbar y había cuerdas tendidas en la avenida Baptista, los masistas rompieron las cuerdas y eso enfureció a los bloqueadores y se produjo el amago de enfrentamiento y la Policía nuevamente lanzó gas para permitir que los masistas sigan su marcha hacia la plaza San Francisco.

 

La zona Sur

Así, el paro se sintió principalmente en la zona Sur de la ciudad, donde la circulación fue anulada totalmente y los bloqueadores no tuvieron los problemas que hubo en el centro de la sede de Gobierno.

En esta zona se produjeron enfrentamientos entre ciudadanos que apoyan al Gobierno y los que impulsaban el paro, y llevó incluso al insulto y a los actos discriminatorios de unos sobre otros.

El comandante departamental de La Paz, coronel Eduardo Rivera, se excusó de explicar por el procedimiento policial para estos casos.

En los amagos de pugilato que hubo, quedó claro que después de casi una decena de años la división y enfrentamiento de la sociedad de 2008 volvió a sentirse entre los dos bloques.