Cainco manifestó hoy su preocupación por la pretensión salarial que la Central Obrera Boliviana (COB) ha planteado de un 15% al salario mínimo y un 10% al haber básico, ya que la misma impediría que la economía recupere el dinamismo que se ha perdido en los últimos años y se preserven las fuentes de empleo.

La institución afirma que si se analiza el actual contexto, el nivel de incremento planteado públicamente la semana pasada no corresponde a la realidad del país y sus empresas. La información del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas al respecto es clara comparando el dinamismo entre 2006-2016 y el registrado en 2017. 

El consumo de energía, gas y agua creció 6% en promedio entre 2006-2016, mientras que el año pasado lo hizo a una tasa de 2,5%. En el caso de ventas de restaurantes, estas cayeron en 2017 un 2% luego de un incremento sostenido de 21% en los diez años previos. Finalmente, las ventas facturadas de transporte aéreo de pasajeros y carga tuvieron un destacable crecimiento de 11% en promedio hasta 2016, que fueron seguidas por una modesta expansión del 3% en la gestión pasada.

Estos datos, según Cainco muestran que muchos sectores no están en condiciones de otorgar un incremento salarial  como el planteado por la COB.