Marihela Valdés abandonará el Centro de Orientación Femenina (COF) de Obrajes, La Paz, tras un año detenida preventivamente. Se trata de la mujer que alertó sobre el millonario desfalco perpetrado al Banco Unión por Juan Pari. 

Si bien el 19 de octubre la mujer se benefició de detención domiciliaria por presentar problemas de salud, faltaba una firma judicial para que deje la cárcel. Inicialmente debió ser la jueza Claudia Castro quien debió cumplir con ese trámite, pero tras varios días y polémicas, decidió excusarse y esta jornada el juez Alan Zarate dio la rúbrica para que exfuncionaria abandone el penal.

"Quiero seguir pidiéndole a Dios las fuerzas para demostrar que no he robado nada y que no me he favorecido ni un centavo de lo que hizo el señor Pari, que en lugar de enriquecerme, me he empobrecido y mi salud se ha deteriorado", sostuvo Valdés en juzgados.

La expersonera del Banco Unión presentó advirtió sobre las irregularidades a sus superiores el 22 de septiembre de 2017, cinco días antes de que la unidad de auditoría interna del banco emitiera un informe igual a la alerta que realizó. Luego fue aprehendida la mañana del 31 de octubre, como si fuese cómplice de Pari.