Bolivia

BOLIVIA

Evo anuncia jubilación obligatoria y llama 'enemigos de la vida' a detractores del SUS

Su intervención duró 51 minutos y 23 segundos. Admite que el Gobierno enfrenta dos problemas: la corrupción y el contrabando. Anticipa sorpresas en reservas hidrocarburíferas y garantiza que se mantendrá el crecimiento económico

Jesús Alanoca Paco @jesus_alanoca Hace 1/22/2019 12:29:00 PM

Habló poco, pero ahondó en cifras. El presidente Evo Morales dio uno de sus discursos más cortos en sus 13 años de Gobierno, apenas 51 minutos y 23 segundos. Sin embargo, realizó anuncios relevantes, admisiones contundentes y evitó tocar algunas problemáticas, como la deficiente administración de justicia.

Anticipó una ley para implementar la jubilación obligatoria con la finalidad de reducir el nivel de desempleo en el país, que ahora llega al 4,27%. Destacó que ahora "la mayoría de la población, un 62%, tiene ingresos medios, unos 7 millones; antes, eran 3.3 millones, que representaban un 35%".

La máxima autoridad reiteró que "en los próximos días habrá novedades en reservas de gas, nuevos megacampos", enfatizando que la renta petrolera alcanzó una cifra de 37.484 millones de dólares desde 2005 hasta 2018. Detalló que "mínimo en 2025 Bolivia tendrá más de 50.000 millones de dólares de Producto Interno Bruto", que ahora llega a 40.000 millones de dólares.

Morales también aseguró que la permanencia de su Gobierno generará estabilidad. "Nosotros como Gobierno garantizaremos que la economía siga creciendo de forma sostenida, que el salario se seguirá incrementando, que los bonos y rentas se mantendrán y que paulatinamente se incrementarán; que los extranjeros no serán nunca más dueños de nuestros recursos naturales, que el precio de los servicios básicos, del gas y de la energía serán accesibles y que no volverá el racismo, que los pobres y los humildes seguiremos siendo una prioridad para el Estado".

Discurso del jefe de Estado:

Respecto a las debilidades de la gestión, Evo reveló que algunos dirigentes se aprovechan del programa estatal de vivienda social, logrando tener dos casas. Manifestó que hasta ahora se alcanzó a 43.267 familias beneficiadas entre 2006 y 2018. También advirtió que la corrupción y el contrabando siguen siendo problemáticas que afectan al Estado y que deben ser enfrentadas.

"El 51% de la población tendrá acceso a la salud gracias al Sistema Único de Salud. Quien se opone al servicio único de salud son enemigos de la vida, enemigos de los hermanos. Convoco a una reflexión, trabajar por la vida y no discriminar a la gente que no está asegurada", dijo respecto a las críticas por parte del sector médico a dicha inciiativa, a tiempo de anunciar la entrega de más hospitales en esta gestión.

También se refirió a la derrota de Bolivia ante Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ)  de La Haya por la demanda marítima. Insistió que "debe explorarse situaciones en las que todos se sientan ganadores y no perdedores" y que "el pueblo boliviano debe tener plena certeza que nuestra demanda de un pleno acceso al mar está más vigente que nunca". 

Destacó la reducción de la brecha en el ámbito educativo entre mujeres y varones, además de que el 51% del Legislativo esté representado por autoridades femeninas. Resaltó que 1,8 millones de personas salieron de la pobreza extrema entre 2005 y 2018, aunque admitió que en la pasada gestión se registró un leve incremento que debe ser combatido.