La cosecha de soya de verano en Bolivia fue menor a la producción proyectada, a causa de factores meteorológicos, por lo que el sector percibirá unos $us 90 millones menos, informó este jueves la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo).

La producción de este año concluyó con alrededor de 1,9 millones de toneladas, mientras que se espera llegar a los 2,3 millones, según detalló el presidente de Anapo, Richard Paz, en un comunicado.

El representante sectorial señaló que la reducción se debió a "factores climatológicos", como las constantes lluvias al inicio de la siembra y un período de sequía en el desarrollo del cultivo.

"En esta campaña nos quedamos con sabor a poco porque a mitad del desarrollo del cultivo se perfilaba con un buen potencial de rendimiento, pero a finales de febrero y marzo comenzó a escasear el agua y afectó a un buen porcentaje de la soja sembrada", sostuvo.

Por ello, la producción fue de aproximadamente 260.000 toneladas menos de lo esperado, lo que representó al menos 90 millones de dólares que el sector dejó de percibir, recalcó Paz.

También puedes leer: