Más de 1.500 danzarines que conforman 15 elencos de colegios y de grupos independientes participarán hoy en la vigésimo octava versión del Festival Elay Puej, organizado por el profesor e investigador cruceño Héctor Molina, director del Proyecto Cultural Gran Paitití, bajo el patrocinio del gobierno municipal.

La esencia de este espectáculo cultural y artístico, afirma su creador, es rescatar, promocionar, difundir y jerarquizar la música y las danzas del oriente boliviano, además del conocimiento de su historia, tradiciones y costumbres populares. “Así mostramos que en esta región del país tenemos mucho para ofrecer”, agrega.

Taquiraris, carnavales, chobenas y brincaos; kaluyos, carnavalitos y salaques (zapateo) de los valles cruceños; chacareras, cuecas, escondidos y tero-teros del Chaco, además del infaltable ritmo del Atico con el cual se desplazan los bailes guaraníes; y la danza considerada la mayor expresión artística de Beni, como los tontochis o macheteros, con achus y toritos, podrán apreciarse esta noche en el cambódromo, a partir de las 19:30.

Molina explica que no es solo danzar, ya que hacen un trabajo de investigación, toman la historiografía y realizan los arreglos musicales, cuidando la vestimenta y plasmando una coreografía de calle, adecuándose a la base ancestral cultural. Cabe remarcar, prosigue, que los bailes no son autóctonos ni originarios, sino que tienen una proyección folclórica, cuidando el género de la danza, sin distorsionar su origen.

Primero lo nuestro

Bajo el eslogan Primero lo nuestro, el Elay Puej, nombrado Patrimonio Municipal de Cultura y considerado el evento de mayor expresión de las danzas del oriente boliviano, abrirá con la categoría velatacuses (infantiles), que bailarán ritmos diversos, para luego dar paso a los juveniles con coreografías más elaboradas, mostrando como novedad a tres etnias del oriente boliviano: araonas (Pando), zamucos (Chaco) y chanés.

Hace 12 años que se eliminó la competencia, por lo que todos los grupos que participan reciben el mismo premio. “De unos 40 grupos que se presentan hago una previa selección y los que bailan en el festival, ya son ganadores”, dice Molina, a tiempo de invitar al pueblo cruceño al festival.