Fue el gran ausente. Como no sucedía en los últimos años, el presidente Evo Morales faltó hoy al traslado de los restos de Eduardo Abaroa, en la ciudad de La Paz, acto que marca el inicio de las actividades oficiales de conmemoración del 'Día del Mar' en el país. 

El primer mandatario comenzó su agenda esta mañana en Cochabamba, con una reunión con la Confederacion del Transporte Libre, después inauguró una feria de salud en Lauca Ñ y en la tarde inspeccionó el pozo Boyuy X2 en Caraparí, Tarija.

Álvaro García Linera, vicepresidente, encabezó la columna junto a algunos ministros y otras autoridades de los diferentes órganos del Estado, que recorrió las principales calles de la sede de Gobierno hasta la plaza con el nombre del héroe de la batalla del Topáter.

Se trata del primer 23 de marzo tras el fallo adverso en el juicio marítimo en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que el 1 de octubre de 2018, por 12 votos contra 3 concluyó que "la República de Chile no contrajo la obligación de negociar un acceso soberano al mar para el Estado Plurinacional de Bolivia".

En horas de la mañana el canciller, Diego Pary, resaltaba que "nuestra causa marítima tiene nuevas alternativas", abogando para que exista una relación dinámica con la vecina nación y anticipando que el discurso del jefe de Estado destacará la invocación del ente internacional para resolver el centenario diferendo.

Mientras que durante un acto en la ciudad de El Alto, García Linera, destacó que "seguimos en la búsqueda de que nuestro derecho al mar en justicia se cumpla", apuntando dos elementos del veredicto de La Haya: que el país nació en 1825 con una costa de 400 kilómetros y la segunda que el Tratado de 1904 no resolvió temas pendientes con Chile.

Para esta noche se prevé un desfile de teas en homenaje a Abaroa, mientras que mañana existirá una ceremonia central en la plaza con su nombre, recordando los 140 años de la defensa de Calama, antes territorio nacional

Conoce más sobre el tema: