El periodista Javier Badani denunció que se desecharon jeringas utilizadas para la vacunación contra el virus del papiloma humano en las "playas del lago Titicaca" en La Paz, en la población de Escoma, de la provincia Camacho.

"Ojalá pudiéramos identificar a quienes estuvieron a cargo de la vacunación contra el virus del papiloma humano en el lago Titicaca, por el lado de Escoma. Con gusto les clavaría una a una las jeringas que irresponsablemente botaron en las playas del lago Titicaca" (sic), escribió en su cuenta en Twitter.

En el lugar se encontraron también frascos vacíos de medicamentos, convirtiendo a ese espacio en una suerte de vertedero de residuos hospitalarios, razón por la que usuarios de redes sociales exigen una explicación de las autoridades.

"Debe haber de todo. No soy experto. Pero los frascos vacíos, en su totalidad, eran de vacunas" (sic), agregó el comunicador en la misma plataforma, en referencia a la campaña que comenzó en 2016 y cuya segunda dosis se aplicó en 2017.

En reiteradas oportunidades ya se advirtió que la situación del lago Titicaca, el más alto del mundo, es "crítica", debido a la contaminación que padece. Ahí desembocan ríos, aguas servidas y otros desechos humanos, pese a que el Gobierno encaró varias campañas para reducir el daño ambiental.

Denuncia del periodista: