De  acuerdo con los propietarios, trabajadores y proveedores que pudieron entrar o tener acceso a distintas fotografías de cómo quedó  el Shopping Fidalga, a dos días de producido el incendio, los daños de los distintos locales oscilan entre un 30 y un 100%.

Iván Tejada, gerente de la empresa Casa Ideas, informó que la tienda ubicada en la parte alta sufrió pérdidas del 100%.

“Tengo información de que el daño es total. Pero lo más importante es que nuestros trabajadores se encuentran en buen estado”, señaló
Tejada, que precisó que van a colaborar con la investigación para que esto no se vuelva a repetir.

“Una vez que esto pase y se tenga mayor información, se analizará si Casa Idea va a seguir en este lugar”, remarcó Tejada.

Casa Ideas es una franquicia chilena que llegó al país en 2010, por medio de la empresa Importadora de Ideas S.A. Está presente en La Paz, Cochabamba y en Santa Cruz.

En tanto que Jorge Delgado, vendedor de ropa masculina, señaló que el fuego dañó varios locales y, en algunos casos, los que están en la planta alta los destruyó por completo.

“En la planta alta se ofrecía ropa, artículos de marroquinería, había una peluquería y una tienda con artículos para niños. Estas sufrieron graves daños e importantes pérdidas”, señaló Delgado.

Similar criterio tuvo el propietario de un local de comidas rápidas, que pidió no ser identificado. “Debemos esperar un informe oficial y hacer un recorrido por el interior  del centro comercial, pero por la información preliminar el fuego hizo más daño en la parte alta del supermercado”, dijo.


 
Esperan ingresar
Se pudo saber que Vestirama, una tienda especializada en ropa masculina, también sufrió daños de consideración, aunque desde la empresa señalaron que el jueves recién podrán ingresar al supermercado y ahí tendrán un informe más detallado del siniestro ocurrido el lunes.

Golpes menores

Otros locales, como La Casa del Camba, Yogen Früz y Pollos Rockys, ubicados en la planta baja, registraron daños de menor consideración.
Juan Carlos Medina, gerente de  La Casa del Camba, sostuvo que, de acuerdo con la información que tiene, los daños, en el local que ofrece comida tradicional de Santa Cruz no son de magnitud.

“Es el dato que tenemos y esperemos que así sea. Lo ocurrido el lunes es un triste accidente que afectó de manera diferente a los negocios del shopping. En nuestro caso contamos con un seguro  de Credinform contra todo riesgo, eso es para proteger y darles tranquilidad a nuestros clientes”, subrayó Medina.

A su vez, Horacio Suárez, jefe administrativo, logístico Regional Santa Cruz de la empresa Totto, remarcó que aún no saben con precisión los daños ocasionados en el local de la planta baja.

“Sin dudas que hay daños y pérdida económica, esperamos ingresar el jueves junto con un notario para ver cómo se encuentra el lugar”, remarcó.

La aseguradora ya trabaja

Laurent Bertaux, vicepresidenta ejecutiva de La Boliviana Ciacruz, explicó que la compañía ha designado a un ajustador para determinar, en primera instancia, si el asegurado estaba en cumplimiendo con todo lo establecido en su póliza y el lugar exacto donde se originó el hecho. 

Una vez realizada esta tarea,  Bertaux  precisó que se determinarán las pérdidas económicas. Hizo notar que para todo ese proceso se deben cumplir plazos establecidos por la autoridad correspondiente (Autoridad de Fiscalización y Control de Pensiones y Seguros) y que, de ser necesario, se recurrirá a peritos del exterior.

Según Bertaux, la prima de los seguros para negocios que concentran gran afluencia de gente, como los supermercados, varían de acuerdo a los valores que se quieren asegurar y la cobertura que quiere tomar el cliente.

“A nivel corporativo, los seguros están hecho a medida, de acuerdo al sector, tamaño y nivel de cobertura que requiera el cliente”, dijo Bertaux.
Los clientes deben cumplir con los aspectos estipulados en el contrato. “Es un trato entre dos partes, en el que uno dice voy a protegerlo en ciertos casos siempre que usted cumpla con ciertas cosas”, aseguró Bertaux. 

Restablecer la confianza

Para Álvaro Díaz, experto en mercadotecnia, lo sucedido en el centro comercial es un golpe a la marca que buscaba lograr una empatía con sus clientes ofreciendo buenos precios, calidad y seguridad.

Díaz detalló que cuando se trata de marcas que están ligadas a la comercialización de alimentos y artículos para el hogar la propuesta es captar el interés de los clientes y hacer que ellos identifiquen a la empresa como una compañía cercana a ellos que  le brinda un lugar seguro y varias novedades.

“El siniestro, que no es el primero que sufre esta marca, es un golpe duro a todo lo trabajado, por lo que urge una labor que busque restablecer la confianza del público”, señaló Díaz.

Luego de las 48 horas del incendio

1.- El supermercado se encuentra precintado. Nadie puede ingresar, la seguridad privada vigila el parqueo. Los trabajadores, dueños de los locales y proveedores deben mostrar sus credenciales.  

2.- Algunos propietarios de los locales de la planta baja, que pagan un alquiler al Fidalga, están presionando para que las puertas se abran. Necesitan vender y generar recursos.

3.- Los trabajadores de los locales externos al supermercado, mientras dure la investiga- ción, se encuentran en sus hogares. Algunos están preocupados por sus fuentes laborales.

4.- Alrededor del Fidalga aún se puede sentir un fuerte aroma a cables quemados que dificulta la respiración. El humo dejó su huella en los inmuebles colindantes.