Con poco más de la mitad de los votos contados, el aspirante presidencial republicano Donald Trump ganó las primarias celebradas hoy en Indiana con el 52,6 por ciento, agregando 45 delegados más a su favor.

La victoria de Trump de este martes, le permite al magnate inmobiliario acumular mil 41 delegados, faltándole apenas 196 para alcanzar la cifra que le permitiría ganar la nominación de su partido en la venidera Convención Republicana a celebrarse el 18 de julio en Cleveland.

La próxima parada importante para Trump será el 7 de junio, en California, donde estarán en juego 172 delegados y a donde llega con más de 15 puntos por encima de sus rivales, según varias encuestas.
Antes del encuentro en California, Trump podría seguir acumulando delegados y consolidando su paso en pos de la nominación republicana en las primarias de Nebraska y West Virgina (10 de mayo), Oregón ( el 17) y Washington (el 24).

Ni la alianza de última hora entre el senador de origen cubano Ted Cruz y el gobernador de Ohio, John Kasich -rivales republicanos de Trump-, ni los esfuerzos de los jerarcas del partido rojo por tratar de impedir el avance del multimillonario neoyorquino, dieron resultados satisfactorios en el afán de frenar a Donald Trump.

Para Cruz y Kasich, la derrota en Indiana casi marca un tiro de gracia en sus aspiraciones presidenciales.