Había expectativa en Italia y el mundo. Tras su captura en Santa Cruz de la Sierra y posterior entrega a las autoridades italianas, Cesare Battisti llegó a su país tras más de 37 años refugiándose en otras naciones.

Condenado en ausencia a cadena perpetua por cuatro homicidios perpetrados entre 1977 y 1979 que él hasta ahora niega, Battisti fue recibido por el ministro del Interior Matteo Salvini.

Mira algunos videos de la llegada: