El examen que realizó el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) de la Fiscalía concluyó que el argentino Facundo Morales Schoenfeld, vinculado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y otras cuatro personas que se encuentran aprehendidas sí efectuaron disparos de armas de fuego durante los conflictos en Montero y Yapacaní entre afines al expresidente Evo Morales contra personas que apoyaban el paro cívico.

Un boletín de la Fiscalía señala que Andrés Flores, director del IDIF, explicó que luego de haber realizado un proceso técnico y científico mediante la absorción atómica en ambas manos de Morales, se pudo confirmar el uso de armas de fuego durante los enfrentamientos en días pasados.

El mismo examen fue practicado en A.F.U., D.P.L., I.C.V. y E.N.P., personas que fueron que también fueron aprehendidas durante los conflictos, confirmando que existían restos de proyectiles de arma de fuego en sus cuerpos.

El miércoles 30 de octubre, Mario Salvatierra y Marcelo Terrazas murieron por disparos de armas de fuego cuando grupos afines al  Movimiento Al Socialismo (MAS) se enfrentaron en Montero, contra personas que apoyaban el paro convocado por el movimiento cívico en Bolivia.