Diego Maradona renunció este martes como entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata tras dirigir ocho partidos porque el presidente del club, Gabriel Pellegrino, no se presentará a las elecciones que se realizarán el sábado.

"Maradona dijo que si no había unidad renunciaba. Él y su gente intentaron que el club esté unido. La unidad fracasó, hay listas, el sábado hay elecciones y cualquiera de ellos dos (los candidatos a presidentes) va a elegir un técnico", dijo Pellegrino en rueda de prensa.

"Ayer él se predispuso y dio un tiempo más para ver si había unidad. Él quería seguir trabajando, le gustó el club, tuvo una predisposición genial. Ellos siempre dijeron que se iban con los que vinieron. Cumplieron con lo que dijeron", aseguró.

Pellegrino explicó que intentó que todas las agrupaciones se unieran para generar "unidad" y que Maradona continuara en el banquillo, pero los opositores se negaron a unirse con el oficialismo.

"El club está mucho mejor que hace tres años, había que seguir trabajando. Si no podemos lograr la unidad quiere decir que no somos parte de la unidad. Nos corrimos, no se unieron. Creemos como dirigentes que el club tiene que estar unido", señaló.

El directivo elogió el trabajo del entrenador de 59 años y dijo que demostró ser "el mejor de todos como persona".

Maradona fue anunciado como entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata el 5 de septiembre. El ‘Lobo’ estaba en zona de descenso a la Segunda División y solo había sumado un punto de 15 posibles.

Con Maradona en el banquillo, Gimnasia perdió cinco encuentros (1-2 ante Racing Club, 1-2 ante Talleres, 0-2 ante River Plate, 0-1 ante Unión y 0-1 ante Estudiantes) y ganó tres (4-2 ante Godoy Cruz), 4-0 Ante Newell's y 3-0 ante Aldosivi, en la última jornada).

Sin embargo, el ‘Lobo’ sigue en zona de descenso. El próximo partido de Gimnasia será este domingo como local ante Arsenal en la décima cuarta jornada de la Superliga Argentina.