El Gobierno de Jeanine Áñez autorizó, mediante el Decreto Supremo 4082, la asignación de recursos para la adquisición de equipamiento en favor de las Fuerzas Armadas de Bolivia. El monto es de Bs 34.796.098.

El documento, que está publicado en la Gaceta Oficial del Estado, se basa en el artículo 244 de la Constitución Política del Estado, que determina que las FFAA tienen por misión fundamental "defender y conservar la independencia, seguridad y estabilidad del Estado".

Es así que el Ministerio de Economía y Finanzas, a través del Tesoro General de la Nación, debe realizar la asignación monetaria para el Ministerio de Defensa.

El decreto 4082 se da en medio de operativos conjuntos que realizan la Policía y las Fuerzas Armadas para devolver la estabilidad al país luego de violentas manifestaciones que se han dado principalmente en las ciudades de La Paz, El Alto y Sacaba (Cochabamba).

Daños a la Policía

La mandataria Áñez hizo referencia a los daños que han sufrido estaciones policiales en distintas regiones del país durante los días de manifestaciones.

Desde su cuenta de Twitter, la presidenta informó que se ha instruido al Ministro de Gobierno que "realice una evaluación y cuantificación de las pérdidas y destrucción de los equipos para iniciar su recuperación y que puedan continuar con su servicio a Bolivia".