La vigilia en las puertas de la Dirección Departamental de Educación (DDE) interpuesta por los maestros urbanos desde el viernes ya ha calado la paciencia de los padres de familia. Ayer, una docena de estos manifestaron su malestar y reclamaron a los profesores “su intransigencia”, pidiéndoles que dejen ingresar a los funcionarios para que estos puedan trabajar y dar continuidad a los trámites, porque se estaría perjudicando a los estudiantes de provincias y de la ciudad.

“Están en espera 53.000 diplomas de bachiller, que es un documento oficial para proseguir estudios superiores”, empezó a enumerar Víctor Galarza, subdirector de Educación Regular, quien manifestó a EL DEBER que los funcionarios han estado acudiendo estos días a su fuente laboral, pero ante el impedimento de ingresar se han quedado por los alrededores.

El perjuicio

Según Galarza, en esta época del año no solo se elaboran los diplomas de bachiller y las libretas, también se está perjudicando la entrega de títulos técnico básico y técnico medio en educación alternativa. Así como también se está retrasando la elaboración y entrega de títulos profesionales de tipo técnico medio a los estudiantes de sexto de secundaria para el bachillerato técnico humanístico.

“Se está afectando a la comunidad que necesita una serie de trámites con tiempos establecidos”, manifestó Galarza.

Justamente con el reloj en contra está María Eugenia Rojas, madre de familia que hace tres meses está haciendo los trámites para que su hija acceda a una beca en Argentina. “Después del paro he estado peregrinando para que metan los datos de mi hija al sistema para que se vayan a la Cancillería, pero no dejan trabajar a los funcionarios. 

Mi hija tiene que ir a dar examen para acceder a la beca, por favor, dejen entrar a los funcionarios para que hagan su trabajo, no estoy a favor o en contra de Salomón (Morales), ni lo conozco, arreglen su problema con él después que acaben estas dos semanas de clases, no nos perjudiquen”, expresó angustiada.

Los padres de familia les pidieron entrar en razón, pues no quieren esperar hasta que se designe nueva cabeza para Santa Cruz.

La secretaria ejecutiva de la Federación de Maestros Urbanos, Éricka Bráñez, lamentó el retraso para designar a la ministra de Educación. “Pedimos disculpas, pero todos estamos perjudicados. Pedimos que asuma una nueva autoridad departamental que se haga responsable de todos esos trámites. El licenciado Salomón debe mantener su renuncia irrevocable”, dijo Bráñez.

Ministra de Educación

Ayer por la tarde fue posesionada Virginia Patty Torres como ministra de Educación.

Patty Torres es abogada, con un doctorado en Ciencias y Humanidades; es docente en la Universidad Mayor de San Andrés, UPEA y Anapol, fue fiscal adjunto del distrito de La Paz y candidata al Tribunal Supremo de Justicia.

“Este Gobierno de transición está comprometido en hacer cumplir los mandatos de la Constitución y de las normas con base en el diálogo asentado en la tolerancia y la empatía, es tiempo de reconciliación y de entendimiento”, dijo tras su posesión en Palacio Quemado.

“No se preocupen va a haber continuidad en todo el año escolar, considerando que se ha avanzado casi el 90%”, dijo y agregó que no se reprogramará el calendario escolar y anticipó que se reunirá con los sectores del ramo para arribar a una solución respecto a la carga horaria que deben cumplir los estudiantes.