El inicio de semana comienza también con la instalación de más puntos de bloqueo en las carreteras que unen a Santa Cruz con Cochabamba y Beni. La madrugada del lunes grupos afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), que piden la renuncia de la presidenta del país, Jeanine Áñez, instalaron tres puntos más en la provincia Guarayos.

Los nuevos cortes de ruta están próximas a las poblaciones de Cerro Chico, Santa María y en el municipio de El Puente. 

El presidente cívico de Guarayos, Marcelo Méndez, denunció que al menos 300 motociclistas y decenas de personas llegaron en minibuses hasta El Puente para no dejar pasar absolutamente nada. “Son intransigentes. No dejan pasar ni los productos de la canasta familiar que son primordiales. Amenazan con agredir a los que quieren pasar”, denunció Méndez.

Pasado el mediodía se registraron enfrentamientos entre los bloqueadores y vecinos, que pedían que se levante la protesta. Hubo ocho lesionados, la mayoría solo con contusiones, mientras que Rubén Hurtado resultó con una pierna y un hombro fracturado.

La ruta hacia el Beni se encuentra bloqueada desde hace una semana. Hay bloqueo en San Julián y en Cuatro Cañadas.

Los Valles cruceños

En los Valles existen varios los puntos de bloqueo, por lo que los viajeros deben caminar más de un kilómetro para luego hacer trasbordos y continuar su viaje.

Los bloqueadores se han instalado en el Quiñe y en Mataral. Ayer un grupo de productores, molestos por la falta de apoyo de autoridades locales, decidieron botar sus verduras y frutas en mal estado en el ingreso de las oficinas de la Alcaldía de Saipina.

En esta misma ruta hay otro punto de bloqueo en Tiquipaya, a tres kilómetros de la zona urbana de El Torno. El alcalde Gerardo Paniagua indicó que hay temor por posibles enfrentamientos.

Con el fin de buscar una solución al conflicto, ayer se instaló una mesa de diálogo con la participación de representantes de la Asamblea de Derechos Humanos, de la diputada Cinthia Sequeiros, asambleístas, alcaldes de los Valles, dirigentes campesinos, autoridades de la Fiscalía y de la Policía. En la reunión, los participantes dieron todo el apoyo a la Policía y a la Fiscalía para que procedan al desbloqueo de las carreteras.

Mientras tanto, en Pailón hay alerta debido a que un grupo de personas llegaron a la zona de La Trancón para instalar un bloqueo. La presidenta del Comité Cívico Femenino de Pailón, Blanca Ruth Terrazas, dijo que no se permitirá que gente de otros municipios llegeneren caos en la zona.

Yapacaní

En la ruta nueva hacia Cochabamba persiste el bloqueo en Yapacaní. Luego de más de una semana del conflicto, los pobladores comienzan a desesperarse porque las protestas provocaron el incremento de costos de varios productos. Una mujer, que no quiso identificarse, comentó que tuvo que caminar cuatro kilómetros hasta Santa Fe para comprar gas a Bs 25, pues en Yapacaní cuesta Bs 80.

La población se da modos para cruzar el bloqueo, que está a la altura del puente. Algunos pasan en una especie de pontón o en motocicletas. Otros esperan los horarios que los bloqueadores establecieron para permitir el paso: de 7:00 a 8:00; de 12:00 a 13:00; y de 18:00 a 19:00.

Una vecina que eligió la última alternativa, comentó que les exigen carné de identidad. “Es muy mala la situación que estamos pasando, nos discriminan, no se puede ni hablar porque amenazan con destruir nuestras casas”, agregó otra vecina, que tampoco quiso identificarse.

Los bloqueadores son personas afines al MAS, tanto de Yapacaní como del Chapare.

Piden intervención policial

El presidente del Comité Cívico de Concepción y del bloque Chiquitano, José Ernesto Serrate, pidió la intervención de la Policía para permitir la libre circulación, pues denunció que se está obstaculizando el paso de ambulancias.

El comandante departamental de la Policía, Miguel Mercado, indicó que, entre las personas que bloquean, hay gente portando armas de fuego. No quiso precisar si intervendrán.