El guardameta de San José y la selección nacional, Carlos Lampe, recibió este lunes su pasaporte y su documento nacional de identidad como ciudadano argentino, su segunda nacionalidad, que le abre la posibilidad de jugar en equipos de ese país sin ocupar el cupo de extranjero.

“Quiero agradecer al consulado argentino en Santa Cruz de la Sierra, por todas las atenciones que me brindaron para obtener mi doble nacionalidad”, escribió el portero que no puede actuar en el santo que sigue con una demanda FIFA por deudas a ex jugadores.

El guardameta cruceño, de 32 años, inició sus trámites con la obtención del acta de nacimiento, en julio, toda vez que su padre Juan Carlos, es ciudadano argentino de nacimiento. Las gestiones concluyeron este viernes con los papeles de identidad.

A principios de gestión clubes como Huracán mostraron su interés en contar con sus servicios después de su paso por Boca Juniors donde llegó como refuerzo para las semifinales de la Copa Libertadores de 2018 ante la lesión del arquero titular, Esteban Andrada.

Tras la eliminación de la Verde en la Copa América de Brasil, a mediados de año, clubes como Colón y Lanús pusieron la mira en Lampe pero el límite de extranjeros fue un freno a su regreso al fútbol argentino.

El arquero busca salir nuevamente a jugar fuera del país después del paso exitoso que tuvo en el Huachipato de Chile donde registró la marca de 463 minutos sin recibir un gol.