La mano derecha de Kate Middleton, su secretaria privada desde octubre del 2017, renunció a su puesto y abandonará el cargo después de dos años de absoluta cercanía a la duquesa de Cambridge.

Catherine Quinn fue, durante todo este tiempo, la encargada de organizar y planear los horarios de la vida de la esposa del príncipe William, confirmar sus citas y acompañarla durante todos sus actos públicos. Además, estaba encargada de la formación y preparación para convertir a Kate como princesa de Gales y futura reina. 

Catherine también fue una figura clave cuando ayudó a la duquesa con su proyecto Early Years, cuyo propósito es inspirar a los niños a salir de los mundos delictivos y las adicciones.

La fecha prevista para que Quinn abandone su puesto será inmediatamente después de Navidad. De momento se desconocen los motivos que le llevaron a tomar esta decisión.

Según transcendió, ella desea volver a sus obras de caridad previas y la relación con la duquesa se rompe de forma totalmente amigable.