El vocero del Movimiento Al Socialismo, Marco Carrillo, obtuvo medidas sustitutivas a su detención por un problema de salud; en tanto nueve cocaleros fueron enviados a las cárceles de San Sebastián y El Abra con detención preventiva por los conflictos en Huayllani el pasado viernes.

Según información publicada en el diario Opinión, el fiscal de Sacaba determinó arraigo, dos fiadores, la presentación ante el Ministerio Público y la prohibición de involucrarse con organizaciones sociales y políticas, luego de haber encontrado indicios de la participación de Carrillo en los conflictos.


Carrillo es investigado por los delitos de atentados contra la seguridad del Estado y alzamiento armado, al igual que los cocaleros enviados a prisión.


El pasado viernes, policías y militares activaron un operativo para evitar el paso de cocaleros del Chapare a Cochabamba. El enfrentamiento dejó nueve personas fallecidas, más de cien heridos y cerca a 200 detenidos. La Policía también cochabambina decomisó armas caseras y explosivos.








Los diez países más ricos de América Latina 2018 - Revisa BoliviaFoodeliciouz|