Al menos 35 toneladas de carne de res y 26 toneladas de carne de pollo llegaron por vía aérea ayer al departamento de La Paz, procedente de Santa Cruz para abastecer los mercados de consumo de las ciudades de El Alto y de La Paz y de esa forma acabar con la especulación de precios, según fuentes oficiales. 

Así lo informó ayer a EL DEBER el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, quien agregó que otros envíos similares, en aviones Hércules, continuarán surtiendo de productos cárnicos a los centros de abasto paceños.

“En los próximos días llegarán otras 36 toneladas de carne de res y 26 toneladas de carne de pollo. Los envíos no van a parar, así me indicaron en el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, que me pidió hacer las gestiones y con el Ministerio de Gobierno para poner a disposición los aviones Hércules”, indicó Justiniano.

Según el diario digital Urgente.bo, ayer las amas de casa hallaron cerrados los centros de abasto de carnes de res y pollo. En el mercado Rodríguez y friales no se encontró el producto. Lo mismo ocurrió en el mercado de Villa Dolores en El Alto.

Anuncian controles

El alcalde de la ciudad de La Paz, Luis Revilla, dijo ayer, en rueda de prensa, que dispuso la instalación de puestos de control en los mercados para verificar el peso y el precio de los productos para evitar la especulación por parte de los comerciantes.

“En los mercados regulares hay especulación y eso afecta a la gente de menos recursos. Pido a nuestros hermanos de El Alto que levanten el bloqueo especialmente en Senkata, para que se provea de combustible. Los más pobres son los que sufren”, aseguró.