Luego de que el acuerdo para levantar el bloqueo en Yapacaní fuera desconocido por las autoridades municipales y organizaciones sociales afines al MAS de ese municipio, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, cuestionó la medida de presión porque, según dijo, no tiene ningún pedido.

“Cuál es la demanda, qué quieren. Hay bloqueos, pero nadie sabe qué quieren. Pásenme las demandas, se las vamos a atender. Lo que quieren es frenar el país, lo que quieren es bloquear el país. No lo vamos a permitir”, manifestó Murillo, en conferencia de prensa, transmitida por Bolivia TV.

La autoridad pidió el pliego de peticiones de los bloqueadores de Yapacaní para atender los pedidos; sin embargo, aclaró que no tenía hasta el momento conocimiento de qué es exactamente lo que piden los sectores afines al MAS de este municipio norteño. “Cuál es la demanda de Yapacaní, desbloquearon anoche y a la media hora, volvieron a bloquear”, lamentó.

Los manifestantes en Yapacaní mantienen un bloqueo de caminos en inmediaciones del puente, en el ingreso al área urbana. Se oponen a la renuncia de Evo Morales y están en contra el gobierno de transición de  Jeannine Áñez.

EL DEBER intentó comunicarse vía teléfono con el alcalde de Yapacaní, Vicente Flores, y el asambleísta del MAS, Edwin Muñoz, pero no contestaron las llamadas.