Desde hace cuatro días, en la localidad de Tiquipaya, a 40 kilómetros de la capital cruceña, seguidores del MAS mantienen el bloqueo de caminos. Demandan el retorno del expresidente Juan Evo Morales y que termine su gestión el 22 de enero.

Joel Huarachi, vocero del bloqueo en Tiquipaya y exdirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb) indicó que la demanda es que se cumpla la ley y no van a aceptar un golpe de Estado.

"La medida empezó en Tiquipaya y finaliza en los Valles cruceños. Nuestro presidente mínimamente debe gobernar hasta el 22 de enero así lo indica nuestra Constitución", remarcó Huarachi.

Una representante de la Confederación de Mujeres ‘Bartolina Sisa’, lamentó las muertes producidas en el Chapare y en quechua criticó el accionar de los uniformados y clamó por el retornó de Morales.

La medida de presión que llevan adelante en esta localidad es la causa para que camiones cargados con verduras, productos lácteos y madera se mantengan varados en la carretera.

Los transportistas lamentaron la situación y esperan una pronta solución que les permita llegar a sus destinos con sus productos.

En un recorrido por el antiguo mercado Abasto, se comprobó que la oferta de verduras y frutas es menor, mientras que el tomate que se vende es de Tarija. Mientras en el nuevo Abasto el panorama es diferente, varios puestos de venta se encuentran vacíos esperando que se levante el bloqueo en los valles cruceños.