El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, informó este jueves que mandará a un enviado personal para que siga los acontecimientos que se registran en Bolivia, donde la violencia continúa tras la renuncia de Evo Morales.

La autoridad explicó que “sigue profundamente preocupado por los acontecimientos” en el país, donde las protestas continúan, tras un informe de la OEA que evidencia irregularidades en las elecciones generales y la dimisión de Evo Morales, ahora asilado en México.

El pronunciamiento del organismo internacional detalla que su titular “reitera su llamado a todos los bolivianos para que se abstengan de la violencia y ejerzan la máxima moderación”, a más de tres semanas de estallada la crisis política.

Sostiene también que el emisario será Jean Arnault, exrepresentante Especial del Secretario General para Colombia y también se ha desempeñado como representante Especial del Secretario General para Georgia, Afganistán, Burundi y Guatemala.