Revisarán las cuentas. La presidenta transitoria de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció la mañana de este jueves que iniciará una auditoría a los más de 13 años de gestión de Evo Morales y anticipó que una vez consolidadas las “formalidades” del inicio de su mandato, se podrá delinear la convocatoria a nuevas elecciones generales.

Áñez explicó que anoche, en la reunión de Gabinete de ministros, encomendó al titular de Economía, José Luis Parada, revisar cómo la administración del MAS dejó las arcas del Estado, por lo que pronto se emitirá un informe al respecto.

Nosotros vamos a llevar adelante la convocatoria a elecciones, quiera o no el MAS. Aunque estén incitando a la violencia, este Gobierno de transición garantizará el llamado a elecciones nacionales con profesionales probos”, aseguró en conferencia de prensa.

Sus declaraciones:

Anticipó que esta tarde completará su equipo de colaboradores y que, junto al ministro de Justicia, Álvaro Coímbra, se diseñará el plan para conceder amnistía  que permita a “perseguidos políticos”  retornar al país.

No nos parece justo que 11, 12 años (hayan) bolivianos (que) estén fuera del país solo por pensar diferente, eso realmente ha sido una canallada”, agregó, anticipando un próximo retorno de quienes eran opositores al Gobierno.

Finalmente, Áñez aseguró que no habrá desabastecimiento de carburantes y lamentó que desde el MAS se mantenga el “boicot” a su gestión, con marchas que derivan en hechos de violencia.