La presidenta Jeanine Áñez tomó juramento este miércoles al nuevo Alto Mando Militar. Carlos Orellana Centellas, fue nombrado como el nuevo Comandante de las Fuerzas Armadas de Bolivia.

"Es oportuna la ocasión para llamar a la calma a toda la población boliviana. Les pido deponer actitudes intransigentes. Somos hermanos; hacer conocer a Bolivia que las FFAA siempre estarán al lado de su pueblo", dijo Orellana.

"No podemos derramar más sangre. Hagan un examen de conciencia. Vean primero por el interés que nuestro Estado siga adelante, que vivamos en paz, en democracia. Tenemos que abandonar intereses personales", enfatizó el jefe militar ante los medios.

A su turno, la mandataria Añez, expresó a nombre del Estado, su gratitud al Alto Mando Militar saliente "por anteponer la vida de nuestros ciudadanos a cualquier interés propio".

Los otros miembros del alto mando son Pablo Arturo Guerra Camacho, Jefe de Estado Mayor; Iván Patricio Inchauste, Comandante del Ejército; Ciro Orlando Álvarez Guzmán, Fuerza Aérea y Moisés Orlando Mejía Heredia, de la Armada boliviana.

Mientras que en su discurso, Williams Kaliman, comandante saliente, destacó la lucha contra el contrabando que se cumplió bajo su mando y la respuesta que tuvo las FFAA en el combate conrea los incendios que se dieron en la Chiquitania.

También se refirió a las decisiones asumidas por el mando militar en estos últimos días, en los que se registraron cambios importantes en el país y sobre los que hizo notar que "se han enmarcado en la Constitución Política del Estado poniendo en primer lugar el respeto a la vida y la unidad de nuestra patria".