Al menos 1.000 personas que integran la denominada Caravana por la democracia y la libertad en el nombre de Jesús, partirá hoy por tierra desde Santa Cruz con rumbo a La Paz para apoyar las movilizaciones que pretenden conseguir la renuncia del presidente Evo Morales.

El grupo, compuesto por pastores y líderes de iglesias evangélicas y la católica, además de gente de plataformas ciudadanas, médicos y estudiantes de distintas universidades, partirá alrededor de las 9:00 en una decena de 10 buses, informó Pamela Flores, una de las organizadoras del viaje junto con el excoronel de la Policía, David Flores, Tatiana Saavedra y otros.

Cada quien se financia el viaje, ponemos Bs 200 ida y vuelta. En La Paz nos alojaremos en los predios de la UMSA y haremos olla común para todos. Se prevé llegar el lunes, si nos dejan pasar, para estar presentes en la entrega de la carta de renuncia del presidente”, manifestó Pamela Flores.

Amenaza de agresión

La caravana debe ir alerta, debido a que por las redes sociales está circulando un video en el que supuestos grupos afines al MAS han informado que impedirán el paso de estos viajeros en la zona de Chapare.

“Hay que recalcar que, si bien vamos a protestar por la democracia, estamos yendo para orar y bendecir. Estamos yendo con banderas blancas y estamos tomando todas las precauciones. Creemos que todo se van abrir porque el que van en frente es Dios”, indicó Flores.

Universitarios ya están en La Paz

Por otra parte, ayer se supo que al menos 800 estudiantes de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, que se registraron en días pasados en Santa Cruz, ya se encuentran en la sede de Gobierno.

Miguel Ángel Carrasco, dirigente de la Federación Universitaria Local, informó que todos los voluntarios de la Uagrm viajaron por vía aérea, en vuelos comerciales habilitados desde el martes pasado.

“Todos llegamos bien, incluso nos hemos reunido con nuestro presidente del Comité Cívico, Luis Fernando Camacho. Estaremos firmes el lunes para la entrega de la carta al presidente”, expresó Carrasco.

Otro grupo de universitarios que tenía previsto partir en buses en las próximas horas prefirió suspender el viaje, ante el riesgo de ser emboscados en Chapare.