La Iglesia Católica expresó su preocupación por los sucesos ocurridos en el país tras las elecciones generales y llamó a instalar el diálogo con urgencia. La Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana también expresó su solidaridad con los familiares de las víctimas y pidió a la población orar por el pronto restablecimiento de los heridos de ambas partes.

“Llamamos a las instancias de Gobierno, que tienen la responsabilidad principal de conducir al pueblo por caminos de paz, a instalar con urgencia un diálogo de todas las partes; a los partidos de oposición les recordamos que el camino mejor es siempre el de la concertación; a los comités cívicos, les invitamos a crear condiciones favorables para el diálogo y a toda la población a cuidar el don de la vida, que es un don de Dios y a manifestar sus ideas en paz y sin agresiones”, indica el comunicado. 

Los obispos indicaron que se multiplicarán los encuentros de oración en el país para que Dios ayude al país e inspire sentimientos de concordia en todos los bolivianos. 

"No debe haber ni un muerto más. En nombre de Dios, exigimos a todos a deponer actitudes de confrontación e instalar un diálogo responsable a la brevedad posible", reiteró.

Convocatoria al diálogo: