El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, relativizó hoy las versiones que apuntan a la presencia de campesinos al interior de Palacio Quemado como parte de una vigilia frente a las manifestaciones que denuncian “fraude” en las elecciones generales del 20 de octubre.

“No creo que hayan metido 15.000 colchones, noticia falsa es eso (…). Pero, pues, (risas) si ven meter 15.000 colchones, me avisan”, sostuvo el titular en contacto con periodistas cerca de la plaza Murillo en La Paz.

En la víspera se publicó un video en el que se ve a soldados introduciendo al interior de Palacio Quemado varias colchonetas que son sacadas desde un camión, que logró ingresar hasta kilómetro cero de la urbe paceña, pese al cordón de seguridad que instaló la Policía Boliviana en alrededores.

También, fuentes de las Fuerzas Armadas (que pidieron el anonimato), denunciaron que la tarde del lunes ingresaron mineros al edificio desde donde gobierna Evo Morales y que unas tres centenas de campesinos de La Paz, Oruro y Potosí fueron cobijados por militares del regimiento Ingavi de El Alto. Esta información fue consultada con el comandante del Ejército, Jorge Pastor Mendieta Ferrufino, quien negó tener conocimiento.

Imagen de saldados metiendo los colchones:


El titular negó también que los integrantes de las FFAA permanezcan acantonados en sus unidades ante la situación que vive el país. “Sí ha habido un acuartelamiento por el acto electoral, como siempre se hace, terminado eso, inmediatamente las Fuerzas Armadas volvieron a sus condiciones normales y ahora están abocados al pago del bono Juancito Pinto”, sostuvo.

Finalmente, el ministro explicó que la vigilia que iniciaron organizaciones afines al MAS en plaza Murillo tiene el objetivo de mandar una señal a quienes protestan exigiendo que exista una segunda vuelta electoral.

“Cada organización es diferente, algunas se quedan un día, otros varios días, es una señal que queremos darle a todo a quién no tiene claro el voto a favor del MAS, vamos a estar el tiempo que sea necesario”, complementó.