Una comisión de referencia y contrareferencia que trabaje en los hospitales de segundo nivel y en la Maternidad es lo que se ha planteado tras una reunión entre Óscar Urenda, secretario de salud de la Gobernación y representantes de la Dirección Municipal de Salud,  ante la situación extrema en ese nosocomio donde no hay espacios para los recién nacidos que incluso, han sido colocados sobre sillones a falta de cunas.

Con la activación de este plan se proyecta que los pacientes que no precisen respiradores ni terapia intensiva sean atendidos en hospitales del segundo nivel, que dependen de la comuna.

El hacinamiento en el maternológico se acentuó a comienzos de este año poco después de que finalizara un convenio con clínicas privadas, que prestaban servicio neonatal con recursos pagados por el municipio, entidad que no renovó el acuerdo aduciendo que no es competencia.

Paro indefinido en la Maternidad

Los trabajadores de este nosocomio esperan una reunión con la ministra de Salud, Gabriela Montaño, para exponerle sus necesidades y explicarles la forma en la que cumplen sus funciones. Ayer hubo tensión tras una primera reunión con autoridades de la Gobernación a quienes no dejaban salir una vez finalizado el encuentro.