Luego de más de ocho horas de audiencia cautelar, que se desarrolló a puertas cerradas, la juez, Marianela Salazar, determinó la libertad, bajo medidas sustitutivas, de las 31 personas acusadas de haber provocado la quema del Tribunal Departamental Electoral (TED) de Santa Cruz.

Estas personas fueron detenidas por la policía la madrugada de este martes, acusadas haber incendiado las instalaciones de este reciento que quedó completamente inutilizado.

Estas personas fueron imputadas por los delitos de delitos de Incendio, Destrucción o Deterioro de Bienes del Estado y la Riqueza Nacional, Daño Calificado, Organización Criminal, Estragos, además de Lesiones Graves y Leves por los destrozos y quema.

En la madrugada del 22 de octubre una turba de personas arremetió contra la infraestructura, que permanecía custodiada por la Policía, que al verse rebasada por la turba tuvo que replegarse, no sin antes detener a este grupo de personas.

Un represente de Derechos Humanos observó que la mayoría de los imputados fueron detenidos entre las 22:00 y 23:00 de la noche del lunes, pero el incendio fue provocado en la madrugada del martes, específicamente entre las una y dos de la mañana.

La liberación de las personas desató la algarabía de sus familiares, que durante más de ocho horas realizaron una vigilia en las instalaciones del comando de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).