El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunió este miércoles en Washington (Estados Unidos) en una sesión extraordinaria para analizar la situación de Bolivia luego de los comicios del domingo que desataron protestas en todo el país.

La sesión fue solicitada por los representantes de Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos y Venezuela. Y tras leerse un informe sobre la polémica surgida luego de los comicios, cuyo cómputo rápido fue interrumpido por más de 20 horas cuando los resultados preliminares perfilaban una segunda vuelta y cuando se volvieron a publicar, daban por ganador a Evo Morales en primera ronda.


Estas son algunas de las posiciones expuestas por los representantes de los países miembros:

"Quedó en claro que no estaban ganando en la primera ronda", dijo el representante de Estados Unidos y dijo que esa fue la causa de la suspensión del conteo del TREP.  "El Gobierno necesitaba tiempo para arreglar los resultados", añadió y dijo que "si el presidente Evo Morales es tan popular como dice, ganará en segunda vuelta".


El embajador de Venezuela dijo estar preocupado porque algunos representantes de los países miembros de la OEA hablan de respetar la institucionalidad de Bolivia. "Me preocupa que se exprese tanta confianza en las instituciones bolivianas, indudablemente hay desconfianza" manifestó. También criticó que el presidente Evo Morales se haya declarado ganador, en dos comparecencias ante los medios, antes de que se conozca el cómputo oficial de los votos.

En tanto, la representante de Costa Rica manifestó que se deben "respetar los tiempos electorales" e instó a que la población se mantenga "vigilante" hasta el final del cómputo pero de forma pacífica.

Colombia afirma que "el proceso electoral se ha dado en condiciones muy complejas" y que el cambio en los datos del TREP ha sido "drástico y difícil de justificar".

El representante del gobierno colombiano dijo que la suspensión del TREP no ha sido un simple error. "Nos debe llenar de preocupación por la falta de garantías, no es la forma de responder a los ciudadanos".

"Saludamos que el canciller de Bolivia haya solicitado la realización de una auditoría, la cual no se debe limitar a los resultados finales porque no tendría ningún sentido", manifestó.

Más adelante, Brasil indicó: "Nos preocupa la situación y el cuadro de incertidumbre, hay dudas sobre la credibilidad del proceso electoral en Bolivia" y dijo que los incidentes no deberían repetirse en una eventual segunda vuelta.

México no tomó partido y pidió "no generar discordia sobre un proceso electoral que aún no concluye" a tiempo de decir que se debe esperar a escuchar al canciller Diego Pary en la sesión de mañana. Exhortó a que el proceso electoral termine sin "interferencias externas".

Países como Paraguay y Argentina, no emitieron una posición frente a los comicios.

Almagro y la explicación de Bolivia

Casi al final de la sesión tomó la palabra el secretario Luis Almagro y dijo que los informes de las misiones electorales son ecuánimes y deben ser aplicados a cabalidad. Por otro lado, se refirió a la auditoría que realizará este organismo. "Hemos aceptado la auditoría del proceso electoral, tenemos una responsabilidad al respecto y la hemos asumido", manifestó.

Por su parte, el representante de Bolivia, el exsenador José Alberto Gonzáles, explicó las dos modalidades de conteo de votos en el país (el TREP y el cómputo oficial) y dijo que los comicios se desarrollaron con transparencia.

Mira la sesión:


OAS - Spanish Audio from OASSPA on Vimeo.