Antonio Costas estuvo ausente en las dos últimas conferencias que ofreció la tarde de ayer la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), María Eugenia Choque. Dos horas después se hizo público la carta de la renuncia del vicepresidente del Órgano Electoral, aduciendo que fue “desatinada la decisión de la sala del Tribunal Supremo Electoral de suspender la publicación de los resultados del sistema de transmisión de resultados preliminares, lo que derivó en el descrédito de todo el proceso electoral, ocasionando una innecesaria convulsión social”.

Esta decisión se conoció luego que el Comité pro Santa Cruz convocó un paro cívico indefinido, que unió a los líderes institucionales y políticos que llegaron hasta la institución cruceña para coordinar la medida que se cumple a partir de la medianoche de hoy.

El detonante de las protestas fueron los resultados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que el lunes modificó la tendencia del voto con relación a los resultados parciales presentados el domingo, en favor del binomio oficialista, Evo Morales y Álvaro García Linera, cerrando la posibilidad de una segunda vuelta con el presidenciable de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, cuando aún faltaba el 5% de las actas.

Ese mismo lunes, la Misión de Observación de la Organización de los Estados Americanos (OEA) instó al Tribunal Supremo Electoral y a las autoridades nacionales que se respete la voluntad de la ciudadanía, expresada en las urnas. Manifestó su preocupación “por el cambio drástico y difícil de justificar en la tendencia a los resultados preliminares”.

La sospecha sobre el resultado de la votación levantada por el jefe de Misión de Observación de la OEA, Manuel González, generó más susceptibilidad en el proceso. El líder del Comité pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, dijo: “Hemos decidido parar indefinidamente hasta que se respete la democracia y lo expresado por el ciudadano en las urnas”.

“Vamos al paro hasta que ustedes (pueblo) lo digan. Desde la medianoche del miércoles no se tiene que mover un sepe (hormiga) en Santa Cruz”, reafirmó Luis Fernando Camacho, a tiempo de pedir a la población que se abastezca de alimentos.

La respuesta del Gobierno no se dejó esperar. El canciller Diego Pary, en una conferencia de prensa, informó que el Ejecutivo envió una carta a la OEA para que practiquen una auditoria a la votación general del pasado domingo 20.

La autoridad también dijo que si “la oposición habló de fraude antes de las elecciones, debe ser responsable y esperar a que se concluya el conteo oficial. Si tiene dudas puede verificar acta por acta y voto por voto. Sus delegados tienen copias de todas las mesas de votación”, señaló.

El mismo día de la votación, el presidente Evo Morales se declaró ganador de la elección, a pesar de que el cómputo de las actas se encontraba en el 83% y había una diferencia del 7% con relación a Carlos Mesa. Posteriormente, el cómputo se mantuvo en suspendida poco menos de 24 horas y cuando se reinició, el presidente y aspirante a la reeleción apareció con más de 10% de ventaja sobre el segundo colocado.

La organización

La sede del Comité pro Santa Cruz se convirtió en el articulador de las protestas ciudadanas. Desde muy temprano la gente se congregó a la espera de instrucciones. Los líderes cívicos de otras regiones, como Potosí, Tarija, La Paz y Cochabamba, llegaron para asumir medidas en conjunto.

Los líderes dejaron sus colores partidarios. Llegaron los candidatos a vicepresidente de Comunidad Ciudadana Gustavo Pedraza; el candidato presidenciable del Partido Demócrata Cristiano, Chi Hyung Chung; el de Bolivia Dice No, Óscar Ortiz, entre otros políticos y parlamentarios.

Camacho le dijo a Pedraza que, así como el pueblo ahora les está dando el respaldo, también le pide un Gobierno con Dios y le exigió la amnistía y que se anulen todos los juicios y procesos de todos los presos y perseguidos políticos.

Los ánimos de algunos grupos estuvieron exaltados y los gritos no dejaron pasar el momento para reclamar al gobernador Rubén Costas, porque no estuvo presente en las asambleas de la cruceñidad y porque consideran que se mostró cercano al presidente Evo Morales. Dejando pasar por alto esa situación, el gobernador dijo que la unidad de los líderes políticos es lo que debe primar por encima de “cualquier interés o cualquier situación. La unión debe ser una muestra de ejemplo hacia el país, y aquí estamos para ratificar eso”, indicó.

El grupo fue un poco más duro con la presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa, que fue abucheada, incluso le lanzaron agua y botellas, por lo que el presidente cívico tuvo que salir para hacerla ingresar y que la situación no pase a mayores. Al salir, nuevamente la escoltó hasta la salida.

Pese a esa situación, la presidenta del Concejo, Angélica Sosa, estuvo en la reunión de coordinación y movilizó a funcionarios para que asuman esta labor.

Recibieron respaldo

El paro se enmarca en cumplimiento del cabildo 4 de octubre donde se determinó una resistencia civil y un desconocimiento a los resultados si hubiera un posible fraude electoral.

El líder cívico potosinista, Marco Pumari, fue contundente en manifestar que los “potosinos ya perdieron el miedo” y están decididos a encarar esta lucha. “O nos unimos, o nos unimos; todos los departamentos debemos estar unidos para sacar del Gobierno a ese dictador. Este mensaje lo traigo de un pueblo que ha perdido el miedo”, dijo ante la muchedumbre.

El comandante de la Policía de Potosí, Williams Villa, fue destituido después de los disturbios que se registraron el lunes por la noche. El líder cívico del Comité Cívico informó que la autoridad policial ordenó no gasificar y evitar enfrentamientos.

El emblemático monumento a Cristo Redentor congregó a la gente que busca protestar contra los resultados de estas elecciones. Los cívicos también indicaron que desde ese lugar arrancara el paro cívico nacional indefinido.

En el otro bando, un grupo de personas afines al Movimiento al Socialismo (MAS), se reunió en la rotonda del Plan 3.000. “¡Evo amigo, el pueblo está contigo! y ¡Evo quiere paz, Mesa quiere muerte!”, eran algunos de los gritos que exclamaban estas personas.

Los sectores hicieron conocer sus pronunciamientos. La Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), acatará la medida, por considerar que está en juego la democracia. La Cámara Agropecuaria del Oriente exhorta a que toda manifestación sea sin violencia y el respeto a la democracia, lo mismo que la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, recomendó a sus afiliados dar tolerancia a sus trabajadores.