Segunda jornada de manifestaciones en contra del trabajo del Tribunal Supremo Electoral. Mientras el conteo oficial avanza y el TREP se volvió a frenar en seco, las protestas en el país continuaron, aunque con menos beligerancia que el lunes. 

No fue el trabajo del Estado lo que bajó la intensidad de la protesta, sino la convocatoria a paro cívico indefinido de carácter nacional lo que obligó a la gente a organizarse y aprovisionarse para acatar la medida. Así, en Cochabamba y Sucre se realizaron cabildos para ratificar el paro, mientras que en Tarija el Comité Cívico convocó una reunión para definir detalles.

Más allá de los resultados electorales, las movilizaciones del lunes ya han provocado consecuencias. En Potosí, de forma sorpresiva, Williams Villa, comandante de la Policía, fue reemplazado por Bernardino Baldivieso. 

Desde Comcipo indicaron que ese cambio se debe a que Villa se negó a enfrentar a los manifestantes. “Como buen potosino se negó a enfrentar a su propia gente. Por eso desde La Paz determinaron su cambio, nosotros respetamos al comandante Villa y valoramos su decisión”, hizo notar.

Baldivieso, el comandante interino, no dio detalles sobre la salida de Villa y se dedicó a explicar que, durante los enfrentamientos, cuatro uniformados resultaron con heridas y que los dos jóvenes que saltaron del cuarto piso del TED tuvieron heridas, pero que luego de ser atendidos en el hospital Daniel Bracamonte fueron dados de alta.

 Comcipo se desmarca

Pese a que la Fiscalía potosina no ha iniciado las indagaciones por la quema del TED, Comcipo deslindó responsabilidades. Juan Carlos Manuel, vicepresidente de Comcipo, con la cabeza más fría lamentó lo sucedido en el TED y el Sereci y aclaró que la marcha que se organizó el lunes tenía solo la finalidad de custodiar las instalaciones del tribunal y que de ninguna manera el objetivo era quemar dicha institución.

Manuel reconoció que fueron superados por la población y que se vieron obligados a dar un paso al costado con las consecuencias que la opinión ya conoce.

“En todo momento negociamos con Policía para que nos dejen pasar, eso provocó que nos griten traidores, pero seguimos negociando hasta que los ánimos se caldearon y pasó lo que todos ya saben”, indicó Manuel.

En La Paz

Estudiantes, profesionales, y militancia de Comunidad Ciudadana (CC) fueron convocados a marchar ayer en el segundo día de movilizaciones en contra del Tribunal Supremo Electoral que soportó una nueva jornada de movilizaciones que rechazan el trabajo que realizaron en estas elecciones. 


Por la mañana fueron los estudiantes de medicina quienes se concentraron en los predios de la facultad ubicados en la zona de Miraflores e iniciaron su marcha cerca de las 10:00 rumbo al centro nacional de cómputo.


La policía, que previó esa movilización a través de su dirección de Inteligencia, desplegó un fuerte contingente que puso un perímetro a toda la infraestructura. Ya no estuvieron presentes los militantes del MAS, tal como ocurrió el lunes, para Evo Morales.


Los masistas se reunieron en dos lugares distintos, los dirigentes nacionales aglutinados en torno a la Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam) en la Casa Grande con el Presidente y el gabinete político. El segundo grupo estaba conformado por la bancada del oficialismo en la Vicepresidencia, con el presidente de la Cámara de Diputados.


En el primer caso, determinaron un cabildo de los sectores afines al Gobierno y convocaron a sus bases en la plaza San Francisco, la concentración será a mediodía; mientras la Central Obrera Boliviana (COB), que defiende al gobierno, también convocó a un ampliado nacional de todos sus sectores, pero curiosamente, su convocatoria no tiene fecha ni hora de realización.


Como respuesta, el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), convocó un paro nacional desde las 00:00 del miércoles. Los sectores aglutinados en torno a esta entidad llamaron a otros sectores a sumarse.


Paralelamente, el alcalde de La Paz, Luis Revilla, convocó a la Asamblea de la Paceñidad, una entidad que aglutina a distintos sectores vecinales, gremiales, de control social de la sede de Gobierno, y dijo que no puede ser que el conteo rápido pueda ser modificado de ese modo y que eso generó el descontento nacional.


Los médicos también retomaron sus movilizaciones y empezaron a marchar.

Furia en Cobija

Pese a que el Tribunal Electoral de Pando fue el primero en cerrar el cómputo, esto no evitó que los opositores de esa ciudad lo tomaran como blanco para sus protestas. Después de asediarlo durante el lunes, en la madrugada del martes lograron ingresar hasta las oficinas y quemaron parte del inmueble y dos movilidades del TED. 

Ahí no quedó la protesta. Luego los movilizados se dirigieron hacia las casas del alcalde, Gatty Ribeiro, y del gobernador, Adolfo Flores, y estos se vieron obligados a abandonar sus viviendas para garantizar su integridad.

Cobija es una de las capitales del país que no cuenta con un comité cívico organizado y, pese a las movilizaciones de los dos últimos días, no está garantizado que se acate el paro nacional que comienza hoy.

Otra de las capitales de departamento donde tampoco está garantizado el paro nacional es Trinidad. Allí las protestas han sido suaves, en relación con el resto del país. La noche del lunes los movilizados trataron de llegar hasta las oficinas del TED, exigían la renuncia de su presidente, pero una gasificación bastó para disuadirlos. Ayer hubo vigilia afuera del TED todo el día, pero sin incidentes mayores.

Donde sí renunció una vocal electoral y otro se declaró en la clandestinidad fue en Sucre. La capital del Estado fue la que más hechos de violencia registró entre el lunes y martes, superando incluso a Potosí. Luego de que los universitarios quemaran el TED, con vocales, periodista y una senadora electa dentro, los movilizados marcharon contra la sede de campaña del MAS y luego hacia la Federación de Campesinos de Chuquisaca, la cual destrozaron. Ayer, al final de la tarde, en un cabildo, decidieron sumarse al paro nacional.