La Alcaldía cruceña, a través de una empresa municipal, podrá prestar el servicio de transporte público en la ciudad, al igual que los operadores privados que cumplan con los requisitos exigidos por la comuna. Así lo establece la nueva Ley de Movilidad Urbana aprobada sorpresivamente la semana pasada, que modifica la norma anterior y fija nuevas reglas para la implementación del sistema de Buses de Tránsito Rápido (BRT).

Cuando falta solo un tramo para completar la readecuación del primer anillo, que será la primera vía de los buses rápidos, el Concejo Municipal aprobó la Ley 1216 (Ley General de Movilidad Urbana, Integral, Sostenible y Segura), que modifica y abroga la Ley 1108 (Ley de Movilidad Urbana), así como sus reglamentos generales y específicos. La norma fue aprobada sin consenso con los transportistas.

Entre los cambios establecidos en la mencionada ley está el referido a la otorgación del servicio de transporte público. 

El art. 25 establece entre las modalidades para dar el servicio: la directa, que faculta a la comuna a que pueda hacerse cargo de algunas rutas, mediante la creación de una empresa municipal, que prestará y supervisará el servicio. Las otras dos modalidades son: la indirecta, que es cuando la Alcaldía, a través de la concesión, autoriza al sector privado a prestar el servicio; y la mixta, que implica la combinación de ambas. La norma anterior establecía que el servicio sería otorgado a los transportistas, a través de la concesión de rutas.

Presentarán un recurso

La nueva normativa ha generado susceptibilidades en el sector transporte, que anuncia que presentará un recurso de inconstitucionalidad, como lo hicieron con la anterior ley.

El dirigente Aldo Terrazas lamentó que la comuna haya hecho caso omiso a su compromiso inicial de otorgar al sector transporte la concesión de las rutas, por lo que adelantó que en los próximos días presentarán una acción de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional Plurinacional.

A decir de Terrazas, la Alcaldía nuevamente está vulnerando los procedimientos establecidos para la promulgación de una norma, contraviniendo la Constitución Política del Estado. Cree que la ley fue aprobada con el propósito de frenar el recurso anterior.

El secretario de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, indicó que la Ley de Movilidad Urbana no ha sufrido modificaciones de fondo, sino que había tres leyes dispersas: la 1108, 1125 y la 1137, lo que dificultaba su aplicación e interpretación. “La nueva norma integra las tres leyes para una mejor interpretación”, según el criterio de Ribera.

Sobre el primer anillo, Ribera informó de que solo falta un tramo para completar todo el recorrido. Estiman que las obras concluyan el próximo mes.