La viceministra de Comunicación, Leyla Medinacelli, se comunicó telefónicamente con un editor de EL DEBER para pedir un titular. La llamada
ocurrió después de que el TSE diera a conocer los resultados del conteo rápido al 95%, que sugiere que no habrá una segunda vuelta en Bolivia.

Entre sus consideraciones señaló que el titular que hablaba de “segunda vuelta”, que se basó en información oficial y que fue similar en otros medios, había generado que la gente se movilice en las calles, por lo que “pedía” un titular que “desmovilice” a sectores.

EL DEBER aclara que no tolera que ninguna autoridad ni otra persona o institución que no sea el criterio periodístico (ajustado a normas éticas y a la búsqueda de la verdad), pretendan imponer enfoques o titulares de la información que va en cualquiera de sus plataformas.