Con un retraso considerable, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) instaló minutos antes de las 16.00 el conteo de votos del exterior, en medio de duros cuestionamientos por parte de delgados que exigían ‘la palabra’ a los vocales.

Hasta ahora las autoridades de esa instancia no respondieron a las dudas que existen sobre la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), que ayer arrojó información hasta el 83,76%, abriendo la posibilidad de una segunda vuelta electoral.

En este momento los titulares del ente electoral revisan las actas de las mesas de sufragio que se habilitaron en los 33 países donde votaron los residentes, donde, de acuerdo a datos preliminares, el MAS ganó con el 58,52%, de acuerdo a datos preliminares.

Así se realiza el cómputo:


En afueras del exhotel Radisson cientos de personas, sobre todo militantes de Comunidad Ciudadana, instalaron una vigilia, advirtiendo la posibilidad de un “fraude” que permita al oficialismo ganar en primera vuelta.

Tanto organismos internacionales como representantes de diversos países expresaron inquietudes respecto a la paralización de los datos emitidos por la TREP, mientras que desde el Gobierno se expresa confianza respecto a los resultados y se abrió la posibilidad para que entes extranjeros acompañen el cómputo.

Los datos preliminares, emitidos hace más de 17 horas, dan un 45,28% del Movimiento Al Socialismo (MAS), frente al 38.16% de Comunidad Ciudadana (CC), porcentajes con los que tendría que haber un balotaje el 15 de diciembre.