Con la satisfacción de que su mala racha llegó a su fin, el delantero de Oriente Petrolero José Alfredo Castillo espera seguir siendo un aporte para su equipo que este jueves (20:30) se enfrentará a Destroyers, por la decimoséptima fecha del torneo Clausura. Se encuentran en el puesto 7 de la tabla acumulada, dentro de la zona de clasificación a un torneo internacional.

“Tenía una deuda con los penales y la pasé”, expresó Castillo este lunes a la prensa cruceña resumiendo su logro más importante, pues el viernes frente a Always Ready (1-1) descontó de penal y también acabó con la sequía de goles que arrastraba desde el 29 de abril de este año. Fue frente a los cuchuquis que anotó la última vez, antes del tanto frente a los millonarios.

Castillo indicó que no fue su peor momento, pues cuando militó en O'Higgins de Chile estuvo seis meses sin convertir. “Solo hay que trabajar, solo así se puede conseguir grandes cosas”, remarcó el atacante. Además, admitió que, por su posición, se desespera y se presiona, pero que también busca la tranquilidad para volver a encaminarse en su carrera.

“Agradezco a la gente que fue al estadio y que coreó mi nombre. Este torneo andábamos un poco con el arco cerrado”, expresó Castillo que fue goleador del mundo en 2001.

El equipo

Pablo ‘Vitamina’ Sánchez volverá a contar Romel Quiñónez que cumplió su partido de suspensión por acumulación de tarjetas amarillas. Su lugar fue ocupado por el juvenil David Moreno ante la lesión de José Peñarrieta.