Edición Impresa

Las dos Bolivias electorales

Marcelo Arequipa Azurduy Hace 10/21/2019 5:12:34 AM

Parafraseando a Felipe Quispe con el discurso de las dos Bolivias, lo que vimos el día de la elección no fue la diferencia de comportamiento campo/ciudad, sino la diferencia entre las redes sociales y la calle. 

Eso justamente pasó el día de la elección, en el mundo de las redes sociales salieron un cúmulo de informaciones que van desde las falsas hasta las polémicas, no digo verdaderas porque con la velocidad que caracteriza a las redes lo que se vio que ocurrió fue la búsqueda de notoriedad y no el reconocimiento. Por otra parte, en esa misma Bolivia, que circula en redes estamos hablando de que el ruido se vio reflejado en una suerte de difuminación de convicciones personales, en este campo no permite ejercer la práctica democrática del debate, sino todo lo contrario. 

La otra Bolivia estuvo en las calles, esa parte del país reflejó un comportamiento de buena rutina democrática, el acto electoral transcurrió con una madurez tal que lo que debemos hacer es comenzar a repensar las restricciones que tenemos para los electores, por ejemplo el tema del libre tránsito en especial, la experiencia en otros países vecinos nos muestra que excepto la prohibición de bebidas alcohólicas, el resto ya no está presente. 

Pero por supuesto que no debemos olvidar el rol que jugó el Tribunal Supremo Electoral, gran parte de la incertidumbre que tenemos se lo debemos a ellos. Todos los procesos electorales contienen grados de incertidumbre, pero en esta en especial tuvo mayores niveles porque frente a las dudas que emergieron primero que tardaron en responder y segundo que la respuesta nunca fue concluyente y clara; eso abrió nuevos escenarios de controversias que hicieron leña perfecta para el fuego del discurso del supuesto fraude electoral. 

La transición política felizmente está comenzando a ser llevada adelante por la vía del ejercicio formal de la política mediante la democracia representativa, al margen de todo, y a riesgo de que sea un punto de vista poco popular, creo que los candidatos de oposición llegaron a legitimar la candidatura oficialista, esto les va costar al final del día el recambio político porque la iniciativa política de oposición seguirá viniendo por fuera de los partidos. Se nos viene ya no un resultado electoral de infarto, sino meses de real suspenso político.