Los medios de comunicación internacionales estuvieron atentos a las elecciones presidenciales de Bolivia. Las palabras incertidumbre, desconfianza y polarización fueron parte de la cobertura, que, además, menciona a Evo Morales y a Carlos Mesa como los grandes contrincantes de la elección más reñida en la historia del país. 

Diarios como Clarín (Argentina), El Comercio (Perú), El País (España) y The New York Times (EEUU) tuvieron corresponsales encargados de relatar todo lo que sucedía en territorio nacional. Así, en La Paz, uno de los medios argentinos más importantes vio cómo el vicepresidente Álvaro García Linera era abucheado al asistir a emitir su voto.

 Asimismo narró la desconfianza de la oposición en torno a los resultados generales. En la misma línea, el medio peruano contó que encontró malestar ciudadano por la repostulación de Morales y recordó que el pueblo lo había rechazado mediante un referendo en febrero de 2016.

Folha de Sao Paulo (Brasil) y El País (España) ampliaron la mirada para reportar incidentes en los que, según las autoridades, más de 50 jóvenes del partido opositor Bolivia Dice No fueron detenidos por estar consumiendo alcohol pese a la prohibición. 

El medio español resalta la polarización en una Bolivia que “se partió en dos en febrero de 2016 cuando el mandatario perdió por la mínima diferencia una consulta popular sobre reelección indefinida”. El Mercurio (Chile) citó los cabildos de rechazo a Morales.