Con una actuación estelar de Juan Miguel Callejón, Bolívar le dio una paliza a Guabirá por 7-2 en el Hernando Siles, de La Paz. El español anotó cinco goles y mantuvo a la academia paceña en la pelea por el primer lugar del torneo Clausura.

La academia golpeó de entrada, a los 3 minutos. Callejón ejecutó un tiro libre desde el borde del área y venció al portero Luis Cárdenas, que fue cómplice del gol porque pudo desviar el balón, pero decidió quitar las manos pensando se iría fuera de su arco; sin embargo, cuando volcó la mirada el esférico ya estaba dentro.

A pesar del gol, Guabirá mantuvo la idea con la que ingresó, teniendo el balón con criterio gracias a que el DT Copito Andrada pobló el medio campo con cinco volantes, además de un solo punta (Juan Carlos Montenegro).

Los azucareros no tardaron en empatar, pues cada vez que tenían el balón lo manejaron con criterio. A los 14’, Gualberto Mojica, que está jugando como volante central, hizo un pase profundo y preciso para Diego Hoyos, que metió el balón para dejar solo a Luis Hurtado, quien dentro del área sacó un zurdazo y venció al portero Leonel Moreira. El 1-1 era merecido.

Pero otra vez los errores pasaron una alta factura a los visitantes y los locales no perdonaron. El segundo gol fue nuevamente de Callejón, que tras un tiro de esquina al área cabeceó solo, sin marca, y venció a Cárdenas, que nuevamente se mostró flojo de las manos (37’).

De ahí en más, la academia impuso su juego y antes del final del primer tiempo puso el 3-1. Juan Carlos Arce ejecutó un tiro libre y Leo Vaca ingresó solo al área, dejando mal parada a la defensa roja, y de cabeza venció a Cárdenas, que nada pudo hacer. Fue cuando se jugaba un minuto de descuento.

Como al comienzo, en el segundo tiempo Bolívar otra vez golpeó con el 4-1. Otro error defensivo de Guabirá le permitió a Jorge Pereyra Díaz vencer a Cárdenas tras ganar en un mano a mano a Emir Faccioni, a los 50’.

La fiesta celeste terminó con tres goles más de Callejón. El 5-1 fue con un derechazo que metió al ángulo izquierdo de Cárdenas, que nada pudo hacer. Luego, el sexto tanto, llegó tras otro disparo, pero esta vez fuera del área imposible para el meta azucarero. Y el séptimo lo anotó tras un centro de Arce que el español solo tuvo que colocar con el pie derecho para poner el 7-2.

Guabirá ya había descontado por medio de un autogol de Luis Gutiérrez, luego de un centro fuerte de Jorge Lovera, desde la derecha. En su afán de despejar el central de Bolívar venció a su propio portero. Al final el duelo terminó 7-2, con un Bolívar que sigue peleando arriba de la tabla.