La X Marcha Indígena reanudó su caminata la tarde de este domingo, partiendo desde Pailón rumbo a Cotoca, y esperando arribar a la capital cruceña el miércoles. Ellos demandan que se deroguen las normas que avalan el chaqueo y la quema en zonas forestales, y que se frenen los avasallamientos de tierras en la Chiquitania.

Son más de 200 personas que forman parte de la columna, que emprendió su recorrido bajo las consignas de “pueblo, escucha, únete a la lucha” y de “chiquitanos de pie”, entre banderas, pancartas y sus vestimentas originarias.

Alrededor de 60 kilómetros separan a la movilización de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Yuracarés, Trinitarios, Mojeños, Tacanas y otros pueblos indígenas iniciaron su movilización hace 27 días desde San Ignacio de Velasco ante los incendios que devastaban sus territorios.

Así partió la movilización:


“Nunca vamos a renunciar a nuestro territorio. En la Chiquitania se quemaron más de tres millones de hectáreas de bosques y pastizales, y no hubo declaratoria de desastre nacional por parte del Gobierno nacional. Vamos a seguir luchando”, dijo en las últimas horas el vocero de este movimiento, Orlando Socoré.

Hace más de una semana, sus representantes arribaron a la sede de Gobierno para dejar una nota en oficinas del Ministerio de Gobierno, planteando un diálogo, pero esa gestión aún no fue respondida de forma oficial, de acuerdo a sus dirigentes.

La movilización continúa a una semana de las elecciones generales en el país, pese al anuncio de la Policía Boliviana, de evitar conflictos sociales que atenten contra el normal desarrollo de la jornada de votación. En su momento la X Marcha incluso advirtió con continuar y llegar a la ciudad de La Paz.