La reacción del menor fue denunciada por la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de La Paz que acudió al lugar ante el pedido de ayuda de la progenitora. El adolescente no explicó los motivos del hecho, prefirió mantenerse en silencio.

La información fue proporcionada este jueves por la Policía, a través de su fanpage. Según Carlos Calle, jefe de la División Menores de la Fuerza Especial de la Lucha Contra el Crimen, el hecho se produjo el miércoles por la noche, luego de que el adolescente reprochó a su hermana de siete años por qué no había cumplido ‘un mandado’. Muy enojado, le propinó una patada a la niña.

Esta acción fue advertida por la madre que regañó al adolescente e incluso le había castigado; sin embargo, el joven reaccionó agarrando un cinturón y golpeando a su madre.

Debido a las agresiones, la progenitora pidió ayuda a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de La Paz, que informó de este hecho a la Policía. “El adolescente fue aprehendido, se acogió a su derecho al silencio. Aparentemente es otro caso de una familia donde no está presente la figura de la autoridad paterna”, sentenció Calle.

Debido a la actuación de la Policía, la progenitora se mostró indecisa en las acciones a seguir. “La madre solo quería ayuda de la Defensoría, no sabía que este es un delito y debe ser procesado”, explicó la autoridad policial.

El menor fue remitido a la Fiscalía por el presunto delito de violencia familiar y doméstica. La Policía aún no informó sobre el desenlace de este hecho.