Un grupo de 24 empresas comprometió una inversión de $us 50 millones en la primera fase de Puerto Busch, un antiguo proyecto portuario que pretende desarrollar toda una industria logística de carga, en la provincia Germán Busch, que conecte a Bolivia al océano Atlántico. El emprendimiento será respaldado por una ley que fue promulgada ayer, por el presidente Evo Morales, que establece todo un marco legal para desarrollar el complejo.

Esta norma establece una alianza público-privada para materializar el proyecto. En sus directrices determina que el sector empresarial se hará cargo de la inversión para el desarrollo de la infraestructura portuaria. Además, el Estado se compromete a construir todos los caminos de acceso al lugar donde se construirá el puerto.

La zona donde se desarrollará la infraestructura se denomina Triángulo Dionisio Foianini, punto fronterizo de Bolivia con Brasil y Paraguay, por donde el país se conecta al río Paraguay, que desemboca en el océano Alántico.

Esta iniciativa busca disminuir la dependencia que tiene el país con los puertos chilenos, ubicados en el océano Pacífico. Según datos de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), un 60% de la carga de importación y exportación sale del país por los buques que llegan a las costas de ese mar.

Primera fase

Fernando Tuma, presidente de la Compañía de Cemento Itacamba y miembro del grupo de empresarios que comprometió invertir en el puerto, dio detalles más concretos sobre la obra: específicamente moverá entre tres y seis millones de toneladas anuales de carga de importación y exportación.

Para sostener este movimiento de carga se prevé contar con una terminal de granos, hidrocarburos líquidos, minerales y una de contenedores.

“Nosotros, en la primera etapa estamos calculando, una inversión de $us 50 millones para un puerto mayor con capacidad para movilizar entre tres a seis millones de toneladas”, agregó Tuma.

El grupo empresarial se puso como meta tres años para que Puerto Busch esté funcionando. “En 2023 debemos estar atendiendo volúmenes de importación y exportación”, dijo.

¿Qué establece la norma?

La promulgación de la ley, realizada ayer en las instalaciones de la Cámara de Industria Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz, establece soporte legal para la puesta en marcha del proyecto.

Entre sus puntos más importantes está el de fomentar “inversiones que permitan el desarrollo de Puerto Busch y otros nuevos puertos en la provincia Germán Busch, para el comercio hacia y desde el océano Atlántico”.

Otro de sus artículos habla de impulsar ‘alianzas estratégicas’, en el marco de la normativa vigente entre empresas públicas y privadas para construir nuevos puertos en la provincia Germán Busch, desarrollando así toda la industria portuaria. De este modo, reducir el flujo de mercadería que sale por el Pacífico.

“Es la posibilidad de una proyección geoestratégica. Es un complejo de enorme desarrollo que va a ser implementado conjuntamente entre el Gobierno nacional y el sector empresarial”, resaltó el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

La norma también contempla el desarrollo de un parque industrial, en la zona, además, de la posibilidad de que lleguen capitales extranjeros. Para que esto se concrete, el documento declara de interés del nivel central del Estado las obras de infraestructura, equipamiento, para la provisión de servicios básicos en el nuevo puerto y en el futuro parque industrial de Puerto Busch.

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Luis Barbery, explicó que la norma es la culminación de un proceso que inició el 31 de diciembre del año pasado cuando se suscribió una carta de intenciones donde se garantizaba una alianza público-privada para materializar el puerto.

Ahora, con la norma ya promulgada, el efecto en el país se sentirá en varios sectores económicos como la minería e industria, además se crearán miles de fuentes de empleo. “Insertarnos en la vía Paraná-Paraguay tendrá un efecto extraordinario. Se desarrollarán muchos proyectos”, dijo.

El presidente en ejercicio de la Cainco, Orlando Vaca, calificó la promulgación como un hito histórico, que permitirá al país ser más competitivo.

Sector privado, interesado

Los empresarios, que acudieron a este acto, mostraron su interés de participar en el desarrollo del polo portuario. Sin embargo, pidieron apurar los tiempos. El industrial Cristóbal Roda, señaló que más empresas deben interesarse en desarrollar el proyecto. Personalmente, dijo, que le gustaría ser parte del grupo de inversionistas que buscan alternativas para desarrollar una industria portuaria.

“Sí, queremos estar, no para hacernos ricos, si no para que exista un flujo (de carga) que funcione a las mil maravillas, y se beneficien nuestras empresas”, precisó.

Para el emprendedor, es necesario cortar la dependencia que tiene Bolivia con los puertos chilenos. “Ahora tenemos 1.500 vehículos varados en Chile, eso tiene que terminar”, enfatizó.

Julio Novillo, presidente del Grupo Empresarial Lafuente, considera que la norma impulsará el desarrollo del país porque con una ruta soberana, el país puede crecer hasta un 3% adicional en su PIB. “Este hecho (la promulgación de la ley) nos va a generar más crecimiento económico”, dijo.

El presidente Evo Morales, no quiso hablar de plazos para consolidar la obra, pero pidió a los empresarios paciencia y dijo que “es cuestión de tiempo” para que Puerto Busch pueda operar plenamente y con soberanía.