Marcelo Ríos, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), informó este miércoles que una bacteria en el queso provocó un brote de intoxicación alimentaria a 62 niños de dos guarderías administradas por la Gobernación de Santa Cruz. La autoridad evitó dar el nombre de la empresa del queso, pero remitieron el dato al Senasag para que siga con las investigaciones.

La semana pasada se registró un caso de intoxicación de 62 niños, de los cuales 28 necesitaron ser internados. En la oportunidad, el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas exigió una minuciosa investigación y dar con los responsables y sancionarlos, en caso de detectar alguna negligencia.

Ríos dijo que se tomaron las muestras de todos los alimentosque los niños afectados consumieron y lo remitieron hasta un laboratorio privado, en donde tras una semana de cultivo se determinó la presencia de colonias de la baterías “Staphylococcus aureus” en el queso.

Al existir una clara relación entre el cuadro clínico epidemiológico y el resultado del informe de cultivo microbiológico se concluye por lo tanto que el brote fue provocado por las enterotoxinas del Staphylococcus aureus y el medio de transmisión fue el queso”, informó Ríos, en conferencia de prensa.

Sin embargo, agregó que la investigación continúa, considerando que este caso también está en manos del Ministerio Público, en tal sentido entregaron al fiscal de materia todo el informe, muestras y fotos. Este miércoles, las educadoras de los hogares terminaron de prestar su declaración ante la Fiscalía.  

De igual manera se ha notificado al Senasag sobre los resultados de este alimento ya que la empresa tiene certificación Senasag. También se ha comunicado a la Alcaldía sobre la existencia de este resultado de alimento contaminado en uno de los mercados municipales”, acotó.

Desde el Sedes aclararon que la Gobernación entrega a las guarderías alimentos secos o no perecederos, en tanto que los alimentos frescos, como los lácteos, carnes y el queso son encargados por los padres de familia a una persona que realiza la compra de estos productos en los lugares cercanos a las guarderías.

“Por lo tanto, la Gobernación no hace la adquisición de este producto”, sentenció el responsable del Sedes.