La compañía Repsol suscribió ayer un acuerdo con autoridades de Bolivia para estudiar la venta de gas boliviano en Brasil, un mercado en el que el país tiene especial interés en sus planes de internacionalización energética.

El acuerdo fue suscrito durante una visita de los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de la multinacional, Antonio Brufau, al inicio de la perforación del pozo Boicobo Sur–X en Chuquisaca.

El memorándum de entendimiento entre ambas partes tiene como objetivo “analizar y estudiar alternativas contractuales que permitan la comercialización de gas natural producido en Bolivia en el mercado brasileño”, destacó Repsol en un comunicado.

“Este trabajo se realizará en el marco del compromiso asumido por el Ministerio de Hidrocarburos -de Bolivia-, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y Repsol para desarrollar alternativas contractuales que permitan concretar esta actividad”, añadió. Por su parte, YPFB ha puesto en marcha una filial para operar en Brasil, dentro del proyecto de internacionalización de esta empresa estatal, y ha alcanzado acuerdos para comercializar gas en ese país.