Una ardilla fue rescatada el lunes en la comunidad Candelaria en el municipio de San Matías. El pequeño roedor escapaba del fuego que afectaba a los árboles en esta región. 

“Las llamas alcanzaron tres metros de altura. La ardilla escapaba y saltó a la carretera, al principio no se dejaba tocar, pero se notaba cansada y triste”, destacó Fabiola Justiniano, paramédica del Departamento de Emergencia Municipal (DEM) de Santa Cruz.

Luego de unos minutos, la ardilla dejó que Justiniano la levante, quien aprovechó el momento para facilitarle un poco de agua y bañarla. Además, le realizó algunas curaciones antes de devolver a este animalito a su hábitat.

Según Raúl Rojas, coordinador de Biodiversidad de la Secretaria de Medioambiente, hasta la fecha fueron rescatados cerca de 50 animales en la Chiquitania. Algunos fueron atendidos por rehidratación severa y desnutrición, a otros se les realizó intervenciones quirúrgicas, como en el caso de la osa Valentina que fue encontrada con quemaduras de tercer grado y se recupera favorablemente. 

Luego de una evaluación de los especialistas, fueron reinsertados un pejichi, un tatú carreta, una boa, un corechi, un peji y un águila. Y, se reincorporará a su hábitat a los demás animales, una vez que el diagnóstico de los expertos dé el visto bueno.

Rojas señaló que la situación de la fauna es crítica, pues aquellos animales que sobreviven los incendios si no reciben ayuda, llegan a agonizar ante la falta de lluvias y pueden morir por deshidratación, inanición o intoxicación por el humo.

Rojas, agradece el apoyo que brinda la población, el Zoológico de Fauna Sudamericana, a los estudiantes de Biología que apoyan la labor de los rescatistas y al Hotel Biotermal de Roboré que se ha convertido en uno de los refugios para animales silvestres afectados por el fuego. 

También te puede interesar: