Pese a que hace 24 días el juez Martín Camacho determinara su detención preventiva en el penal de Palmasola, el fiscal José Ausberto Parra Heredia aún no ha sido recluido, pues desde el día después de esa determinación judicial se encuentra internado aduciendo problemas de salud.

Parra fue trasladado de la primera clínica donde estuvo internado, hasta la Incor, donde permanece actualmente. EL DEBER conoció que la autoridad, que se desempeña desde hace 12 años en el Ministerio Público, ha solicitado el cese de su detención preventiva ante el juzgado que decidió su encarcelamiento.

Parra fue imputado por los delitos de incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias por una comisión de fiscales a la cabeza de Gerardo Gutiérrez, que llegó desde Sucre para indagar por qué Parra no firmó la ampliación de la investigación del caso Eurochronos contra tres policías.

“No ha cumplido con su deber de ampliar la investigación penal o el inicio de otra, en contra de policías de Santa Cruz que fueron identificados, como resultado de los informes periciales, como los posibles autores de la muerte de Ana Lorena”, señalaba el argumento de la imputación en su contra. Con su salida del caso, la ampliación contra los agentes ya está en marcha.

Tags