La décima marcha indígena ha puesto sus pies de caminante en San Rafael a las 17:40 de este sábado. Lo hizo con cánticos y petardos, con tamborita y bocinazos de motos que les dieron alcance a pocas cuadras de entrar al pueblo.

La serpiente humana avanzó a paso de gloria y llegó hasta la iglesia Jesuítica. Los 70 o los 90 seres humanos (los dirigentes aún no habían hecho un conteo de la jornada) se pararon en la acera del templo histórico, el presidente del Concejo Municipal, Jorge Simón, les dio la bienvenida, les dijo que cuenten con el apoyo necesario.

Después, varios integrantes de la marcha hicieron uso de la palabra para instar a todos los pobladores a que se sumen, a que dejen sus casas por unos días para sumarse a la marcha, para ir caminando hasta Santa Cruz.

Los indígenas chiquitanos marchan desde el pasado lunes cuando salieron de San Ignacio, para exigir al Gobierno de Evo Morales declarar zona de desastre nacional por los incendios, que se priorice el territorio para los indígenas y que no se dé prioridad a los asentamientos y a las colonizaciones y la derogatoria de normas que avalan el chaqueo y la quema en zonas forestales.

También puedes leer: 

Marcha en defensa de la Chiquitania avanza y mujeres indígenas instalan vigilia en la capital cruceña